De sobra es conocida la necesidad de contrastar las fuentes y máxime en estos tiempos de fake news, donde se comparten más veces las noticias falsas que las verdaderas. El sector de las reformas y la decoración no es ajeno a esa nueva actitud social y existen una gran variedad de consejos y leyendas urbanas sobre cómo es mejor pintar las paredes de casa.

Vamos a analizar esas habladurías a través de este artículo que busca aclarar a todos los particulares interesados en una reforma o al menos en un cambio de aires a su hogar. Por eso vamos a desmentir a continuación 7 mitos existentes y que han calado en la sociedad sobre cómo pintar la casa.

7 falsas creencias sobre pintar las paredes de casa

En la introducción ya hemos enunciado la situación actual que vive la sociedad donde los falsos rumores suben más que la espuma y corren como la pólvora. A la hora de afrontar una rehabilitación, una reforma integral o parcial de una vivienda, toda ayuda es poca, por eso en el presente artículo vamos a intentar explicar por qué estas ideas que han calado tanto en la sociedad no son ciertas.

“Hay que pintar siempre el techo de blanco”

Comenzamos con esta severa afirmación el análisis. Es cierto que hasta hace unos años eran impensables otro tipo de colores para el techo. Una herencia de un pasado en el que no había mucha luz ni claridad en las viviendas por lo que el color blanco, que era habitual en las paredes interiores y exteriores de las casas era el favorito también para el techo de las viviendas.

Un techo de color transmite sensación de movimiento, mejora la luz de la estancia y permite divertidos juegos estéticos con el mobiliario y con el resto de habitaciones de la casa. Ahora mismo es muy popular pintarlos de negro. La incorporación de las tiras de led y de las luces sin cable permite diseños e iluminaciones muy interesantes y estilosas en las viviendas.

“No se pueden mezclar colores en la habitación”

La idea de no mezclar colores dentro de una misma habitación es otra de las falsas creencias más habituales. Además ahora mismo dicha situación, se está poniendo muy de moda. Una combinación acertada es un elemento estético más y transmitirá armonía a la vivienda. Además de ser algo muy original y personal, ya que reflejará parte del carácter de los habitantes de la vivienda.
El mes pasado ya vimos algunos ejemplos de posibles combinaciones y explicamos cómo pintar una habitación de matrimonio de dos colores. Si quieres repasar algunas de las mezclas propuestas o sugerencias haz clic en el siguiente enlace.

“Pintar una habitación de colores fríos es deprimente”

Ya hemos dicho en varias ocasiones que esto no tiene por qué ser así. Los colores fríos transmiten calma, recogimiento y elegancia. El problema que los tenemos asociados a una habitación de hospital o a las tonalidades habituales de quirófanos y zonas quirúrgicas. La idea que se persigue en dichos ambientes es transmitir calma y paz a los usuarios.
Del mismo modo que en el apartado anterior nos referimos al post del mes anterior, en este punto es interesante repasar lo que comentamos hace ya algunas fechas en el post ¿Cómo elegir los mejores colores para habitaciones? Ahí se explican entre otras cosas las ventajas de los colores fríos y su uso a la hora de pintar una vivienda.

Elige bien y combina los colores de las diferentes habitaciones a tu gusto

“Las texturas de la pared deben ser iguales”

Como todo en esta vida si se saben combinar diferentes texturas y contrastes con estilo y elegancia conseguiremos un toque original para nuestra vivienda. Lo más importante con las texturas de las paredes es no abusar de ellas.

“Las paredes hay que pintarlas primero con rodillo y acabar con brocha”

Esta afirmación está pensando en terminar con los remates en esquinas, bordes, contornos… Pero los profesionales de la pintura no pueden estar más en desacuerdo con dicha afirmación y es que lo ideal es justamente lo contrario. Lo mejor es empezar poco a poco con la brocha por los contornos y puntos complicados y luego ya con el rodillo o la pistola pintar toda la estancia de una forma homogénea.

“Al pintar sin diluir basta con una sola capa de pintura”

Quienes creen a pies juntillas en esta frase suelen terminar gastando más tiempo y dinero en la pintura de su casa o negocio. Y es que este mito suele costar tiempo y dinero, ya que es sabido que el número mínimo de manos suele ser de dos, aunque en muchas ocasiones según el criterio del profesional se pueden dar tres o incluso más manos.

“No es necesario contratar un pintor profesional”

Quien esto afirma no ha entrado a valorar que la realidad es que la contratación de una empresa profesional de la pintura va a conseguir que ahorremos un tiempo fundamental. Además las empresas profesionales del sector cuentan con el mejor material, el más adecuado y el resultado de su trabajo es más profesional y duradero.

Es importante saber que pintar la casa puede ser perjudicial sin el equipo adecuado, ya que obligan a una nueva búsqueda de profesionales, mover los muebles según interese…

Ciudad del Pozo es un profesional del sector y que garantiza los mejores resultados al mejor precio.