¿Cómo mantener el fondo de tu piscina limpio?

Para mantener el fondo de tu piscina limpio es fundamental usar cloro, controlar el nivel de PH del agua, y agregar floculante, que puedes comprar por separado, o revisar si el cloro que utilizas ya lo tiene incluido, este permite que las partículas y la suciedad en suspensión caigan al fondo y así pueda limpiarse con un limpiafondos.

El nivel de PH en la piscina mide la acidez y también la basicidad del agua, cuyo nivel debe estar comprendido entre el 7.2 y 7.7, de tal forma que sea apta para el baño, pues de lo contrario el cloro perderá su efectividad.

El uso del cloro sin duda es indispensable para mantener la piscina desinfectada y además con ese tono particularmente claro que nos encanta. Este debe mantenerse entre los 0.6 y 1.5 mg por litro de agua, y se vende en diversos formatos: granulado, en tabletas, líquido, etc.  por lo que es realmente fácil de utilizar.

¿Cuándo limpiar el fondo de la piscina?

Dependiendo de la cantidad de personas que utilicen la piscina y de que tan continuo sea el uso de la misma, se recomienda hacer una limpieza de una a dos veces por semana.

La limpieza de piscinas no es tan complicada como parece, siempre y cuando sigas las instrucciones básicas, aunque también puedes contratar una empresa especializada que se contrata con un pago mensual para ir a limpiar tu piscina dos veces o más al mes si se requiriera.

Si quieres hacer un limpiafondos de piscina casero puedes utilizar una manguera y por el otro extremo aspirar hasta que comience a hacer vacío, de esta forma, el agua comenzará a salir del fondo, limpiando todo el sucio del fondo.  Si sacas la manguera cesará el vacío y deberás iniciar de nuevo el proceso.

Limpieza en piscinas de obra

Una piscina de obra se construye en hormigón vaciado, o en paneles de acero, se tiene que hacer un hueco para meterla, en el suelo, construir un vaso contenedor y proceder con la instalación, conexiones, infraestructuras y fontanería, luego se instala el recubrimiento y luego se realiza el cierre de la misma.

En las piscinas de obra hay una gran cantidad de formas y dimensiones a utilizar. Son más caras que las piscinas prefabricadas, requieren un poco más de tiempo de construcción, pero, también, son más fáciles de mantener.

Únicamente tendrás que retirar los insectos y suciedad en la superficie del agua, luego debes limpiar las paredes con un cepillo y el fondo del vaso, los sistemas de filtrado. Lo más sencillo será tener un limpiador automático que te facilite el trabajo.

Limpiafondos de piscina manual 

El limpiafondos de piscina manual es como un gran cepillo con una manguera, en su cabo. Para armarlo, debes acoplar el cepillo, el mango, y conectar la manguera a la boquilla de aspiración. Una vez agregues el cloro en la cantidad necesaria según los litros de agua de tu piscina y lo dejes actuar.

Introduce el limpiafondos manual y selecciona el modo de aspiración ¡y listo! puedes empezar a pasarlo por toda la base de la piscina. 

Como utilizar el Limpiafondos de la piscina

Limpiafondos de piscina automático 

Un limpiador de piscinas automático es ideal para el mantenimiento de piscinas comunitarias, pues estas requieren un mantenimiento casi a diario. Aquí el sistema de depuración es realizado por un aparatito. Solo lo introduces en el agua, lo enciendes, y listo, realizará la limpieza automáticamente.

Algunos limpiafondos de piscina automáticos cuentan con un sistema de navegación, con una turbina de succión de dos hélices, estos son bastante potentes y son sumamente fáciles de manejar, pues se arman en verano y se desarman en invierno.

Limpieza del fondo de piscinas desmontables

Las piscinas desmontables son sumamente prácticas pues puedes armarlas en verano y desmontarlas en invierno.  Debido a que son mucho más pequeñas, su limpieza se realiza más rápido.

Actualmente se utiliza el oxígeno activo para limpiar los restos orgánicos en el agua y acabar con ellos ecológicamente. Se usa tanto en pastillas como líquido, mientras tengas la piscina armada.

Los Limpiafondos piscina desmontables, son un poco mas suaves que los de una piscina normal, pero no son menos efectivos, pues igualmente dejarán muy limpio el piso y laterales de la misma.

En caso de que ya vayas a guardar la piscina, puedes desocupar la mitad del agua en baldes, luego, utiliza jabón neutro líquido y con el residuo del agua, restregar la superficie, en lo posible con un cepillo que no sea demasiado fuerte. Puedes incluso utilizar un estropajo, pues este crea espuma y te ayudará a limpiar muy rápido la superficie.

Luego puedes usar el agua que has reservado y enjuagar el jabón, por último, utiliza una hidro lavadora para terminar de aclarar la superficie, deja secar al aire libre, desmonta y guarda todos los elementos.

Limpieza del fondo de piscinas hinchables

Las piscinas inflables son muy confortables, sobre todo para los niños, pues son mas cálidas, suaves y seguras para ellas.  Ten en cuenta que estas piscinas están diseñadas para ser utilizadas en temporadas cortas, y luego, ser lavadas, secas y guardadas hasta el siguiente día que quieras volverlas a utilizar.

Debido a que estas piscinas son poco profundas, se llenan de algas más rápido y producen un mal olor, además de plagas de mosquitos y otros insectos, dejándolas listas para ir directamente a la basura.

Si tienes una pequeña piscina inflable puedes enjabonarla y restregarla mientras está de medio lado, restregando sobre todo los pliegues que es donde suele acomodarse más suciedad.

En caso de que la piscina hinchable sea mucho más grande o sencillamente no quieras estar cambiando el agua muy seguido, compra una lona de piscina que se ajuste, utiliza productos químicos para piscinas hinchables, con cloro y productos anti algas.

También hay limpiafondos piscina hinchable que son sumamente suaves para no perjudicar la superficie, pues cualquier pinchazo hará que quede inservible, pues, aunque se pueden parchar ya no funcionarán de la misma forma.

Si no tienes tiempo de mantener tu piscina al día, también puedes contratar un servicio especializado de limpieza, pues de esta forma, no tendrás que preocuparte por cuanto cloro agregar o el tipo de limpiafondos que debes usar, sencillamente, podrás sentarte ¡y ver como tu piscina queda perfecta en poco tiempo!