Las comunidades de vecinos tienen entre sus obligaciones la de mantener los espacios comunes en buen estado, por eso resulta fundamental tener una empresa de confianza al mando.